Una reseña publicada en 2008 en la revista Obesity y varios estudios en diferentes escuelas e instituciones de investigación han determinado con claridad que “la privación de un  sueño adecuado tiende a desajustar las hormonas que controlan el apetito y, como resultado, la fatiga diurna puede disminuir la motivación a hacer ejercicio” (Harvard Medical School, 2009)

El sueño insuficiente por lo tanto influirá en forma directa en tus intenciones de mantener o bajar de peso. Así es que piénsalo bien la próxima vez que decidas desvelarte o permanecer despierto y más si lo haces frecuentemente, esta demás decir que si tus privaciones de sueño son crónicas ya sabes entre otras cosas que  lo esta provocando. Tal vez ya lo intuías o ya te l habían dicho, bueno aquí esta la prueba por si lo dudabas.

Dormir de 6-8 horas es adecuado ya que varía de persona a persona.