Evita la disminución gradual de tu tejido muscular (sarcopenia) con entrenamiento de fuerza

Evita la disminución gradual de tu tejido muscular (sarcopenia) con entrenamiento de fuerza

Los músculos a cualquier edad desempeñan la misma función, sin embargo a través de los años va disminuyendo de forma gradual la cantidad de tejido muscular total  y esto afecta la salud y movilidad de las personas.

La sarcopenia (disminución gradual del tejido muscular) comienza aproximadamente a los 30 años y ya no se detiene a lo largo de nuestra vida. Checa la gráfica para ver los porcentajes promedios que se pierden de acuerdo al Colegio Americano de Medicina Deportiva. El porcentaje de disminución se va haciendo más grande conforme pasan los años que puede ir desde el 8-10% en la cuarta decada de vida y tan alto como 20% en las décadas 8 o 9.

Algunos de estos cambios están asociados a los procesos fisiológico-degenerativos que se dan con el avance en la edad, pero el “DESUSO MUSCULAR” JUEGA UN PAPEL MÁS IMPORTANTE DE LO QUE LA GENTE SUPONE. Estudios en adultos mayores sometidos a entrenamiento de fuerza han demostrado consistentemente beneficios en este tema.

EFECTOS NEGATIVOS DE LA SARCOPENIA

  1. Perdida de movilidad e independencia para las actividades diarias: caminar, ir de compras, vestirse, actividades domésticas, etc.
  2. Dificulta el balance corporal al realizar actividades especificas o retos como cuando te tropiezas y a edades mayores de 65 una caída puede terminar en el 20% de los casos en fracturas que pueden llevar desde serías (cadera, muñeca o pierna) hasta fatales complicaciones.

BENEFICIOS DEL ENTRENAMIENTO DE FUERZA QUE PREVIENEN LA SARCOPENIA

  1. Músculos fuertes absorben de forma más eficiente oxigeno y nutrientes que los músculos débiles. Eso significa que cualquier actividad requiere menos esfuerzo del corazón y por lo tanto, ejerce menos presión sobre el mismo.
  2.  Los músculos fuertes también son mejores impregnando azúcar en la sangre y ayuda al cuerpo a mantenerse sensitivo a la insulina.  De esta manera, los músculos fuertes pueden ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control que a su vez ayuda a prevenir o controlar la diabetes tipo 2 .
  3. Los músculos fuertes mejoran el control de peso, también.

RECOMENDACIONES BÁSICAS PARA IMPLEMENTAR UN PROGRAMA DE FUERZA

  1. Realiza un chequeo médico que te indique tu objetivos y  nivel actual de salud que le harás saber a tu entrenador o coach de fuerza para que con base en ello comiences un programa de entrenamiento gradual y benéfico de acuerdo a tus objetivos y nivel de condición física.
  2. Aquellas personas que ya practican el entrenamiento de fuerza recordar que es parte de su estilo de vida y que esto debe mantenerse por siempre para que se mantengan por siempre los beneficios.
  3. Un programa típico de principiantes debe ser realizado 3 veces por semana e ir aumentando gradualmente
  4. Para intermedios, avanzados y competidores considerar que con el tiempo cada vez es más importante la seguridad y evitar lesiones en el entrenamiento, la nutrición, la recuperación y un programa bien estructurado.

FUENTES: 1. Colegio Americano de Medicina Deportiva, 2. Centro de Investigación Befocus

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial