Solo considera que el tipo de proteína juega un rol fundamental para ello. El consumo de proteína de fuente animal debe ser mínima y magra, demasiada proteína animal no magra, por el contrario puede tener consecuencias en nuestra salud.

Para que se reciban los beneficios en la reducción de peso y disminución de enfermedades del corazón, se recomienda enfocar la mayor parte del consumo de proteína en fuentes de vegetales y plantas:  frijoles, semillas, cereales integrales y frutos secos y de fuente animal preferir pescado y pollo. Las  anteriores fuentes de proteína son ricos en nutrientes y bajos en calorías.

Considera los siguientes datos en cuanto a consumo de proteína y adaptalo a tus necesidades:

– La ingésta diaria promedio recomendada para gente normal es de 0.8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal.

– Otra forma  de determinarla es de acuerdo a tu estilo de vida, salud y deporte para lo cual el rango recomendado va de 10% a 35% del total de calorías que requieres consumir diariamente. Hay deportes como el fitness y bodybuilding que están en la escala alta de consumo mencionada anteriormente.

– Recuerda que la ración promedio de proteína es de 7-8 gramos y que las porciones diarias recomendadas para gente “normal” es de 4-7 raciones. Para deportistas normalmente es mayor y se determina de acuerdo a sus objetivos de salud y entrenamiento.

– Para una mejor digestión no debes consumir más de 25-30 gramos en una sola comida, igual estas son recomendacione generales que deberás adaptar a tus objetivos particuales de salud y de entrenamiento

– Solo como referencia en Estados Unidos para personas “normales” no atletas, se recomienda en promedio el consumo de 46 gramos de proteína diaria para mujeres y 56 gramos de proteína en hombres.

Fuente: Harvard School of Public Health, Befocus Centro de Investigación